Una perla, sobre estilo literario, que hallo en una entrevista a Ramiro Pinilla, reciente ganador del Premio Nacional de Narrativa 2006 por su novela “Las cenizas del hierro” , y con la que me identifico. (Salvo, si acaso, en que mi autoexigencia no ha llegado aún a eso de tachar una frase por el mero delito de haber salido bonita: tendré que perserverar)

……………………………………………………………………………………..

–  Usted describe su lenguaje como “invisible”. ¿Qué quiere decir?

Que llega al lector sin estorbos. Que no tiene descripciones, si describo algo es porque es imprescindible. Por ejemplo, es de noche. Y ahí queda; todo el mundo sabe lo que es la noche, un amanecer, el despacho de un abogado,  de un médico; ¿para qué describir esas cosas?  Son lastres. El lenguaje invisible significa la eliminación de lo superfluo, que va directamente al grano. Cuando me sale una frase bonita, la tacho y empiezo de nuevo. Sólo quiero frases sustanciosas que digan 2 ó 3 cosas a la vez. A mí me gusta respetar al lector y no me gusta vanagloriarme y decir: “mira, yo escribo bien y te lo voy a demostrar”.

 (Entrevista completa en DOSDOCE)

Anuncios