EL MUNDO (24/I/2007): “Casi la mitad de los superdotados españoles no llega a la Universidad”.

Apostilla: Y los que llegan, perecen en esa ciénaga de mediocridad.

Anuncios