El destino del genio es ser un incomprendido, pero no todo incomprendido es un genio.
R. W. Emerson (1803-1882. Poeta y pensador estadounidense).

Anuncios