libro-surf.jpg(Fragmento de una reciente conferencia pronunciada en un Instituto de Secundaria de León, bajo el título “Cien motivos para No leer y uno solo para hacerlo”)

………………………..

…La verdad es que cuando, preparando esta charla y este día, me puse a pensar en los pros y los contras de leer, empezaron a salirme a montones los “contras”, mientra que los “pros”, por más vueltas que le daba… Vamos, que llegué a la conclusión de que para lo que sobran motivos es, desde luego, para No leer. Y como resulta que además de escritor, y por tanto mentiroso, soy periodista, y por tanto me debo a la verdad, decidió venir y contaros las cosas tal y como son. Aunque no me vuelvan en la vida a invitar a un Instituto o colegio o foro institucional.

Vamos a ver. Lo primero que quiero conseguir es que seáis más originales que el resto de la gente cuando se encuentra con un entrevistador y es interrogada por sus eventuales lecturas. La mayoría, como no lee, busca un excusa y siempre se agarran a una de estas dos: No leo porque no tengo tiempo o No leo porque los libros son caros.
No hay quien saque de ahí a los no lectores. ¿Por qué no varían más? Hay sobradas razones, hay excusas muchísimo más sólidas, numerosas y convincentes que esas dos tan malas. Porque estos dos motivos se replican con facilidad.

No leo porque no tengo tiempo: En plena era del ocio, que es en la que estamos, se reconozca o no, si algo sobra por todas partes, es tiempo. Nos hemos convertido en auténticos expertos en perderlo. ¿Cómo no vas a leer porque no tengas tiempo? Pero si es lo único que nos sobra a todos y por eso hemos inventado tantas formas de perderlo, desde la tele hasta los móviles, desde los bares a los espectáculos, pasando por cuanto hacéis cuando no estáis durmiendo, ni en el Instituto…

En cuanto al precio de los libros, solo los que nunca leen ignoran que los libros no tienen precio. Literalmente; no me refiero a trascendencias. No hay libro, incluido el último “Planeta”, que a las dos semanas de llegar a las librerías no esté disponible, por la cara, de gratis, en la bibliotecas públicas. Tal cual. Y como digo ese, os digo cualquier otro. Por otro lado, si quieres ir creando tu propia biblioteca, si prefieres comprar lo que vas a leer, como hacen casi todos los lectores, lo cierto es que hay libros a cualquier precio. Con las novedades o los autores de hoy, si no quieres gastar más de la cuenta, basta con que esperes unos meses a que los ricos o los impacientes agoten la primera edición en tapa dura o cara. Después, sale siempre la edición de bolsillo, que es más cómoda, más manejable y encima no cuesta ni la mitad. O sea, que por dinero sí que no es para dejar de leer. Ese es un motivo pésimo, una mala excusa.

No obstante, como os digo, sobran motivos paro no leer. Y por si los necesitáis, para que evitéis los tópicos, os voy a ofrecer una buena lista, a ver si en las próximas encuestas se escucha por fin algo distinto a lo del tiempo o el dinero…

(Continuará)

Anuncios