Un vendedor de libros llamó un día a una puerta.

-¿Quiere libros bonitos?

-Lo siento, pero soy escritor. Y como comprenderá no tengo tiempo de leer.

(Si te ha gustado y quieres más, pincha aquí)

……………………………………………..

Anuncios