mila.jpg

Los periódicos vienen hoy en blanco.

Los informativos audiovisuales

han acallado a sus bustos parlantes

mandándolos directamente al paro.

 

Las noticias por fin se han acabado,

esta es la última noticia que cabe

y que aunque no digan, rauda se expande

por plazas pequeñas y corros grandes.

 

Un gran alivio se generaliza

y sucede que todo son sonrisas

ante el inesperado advenimiento:

 

Vuelve a informarse a si misma la gente

tan relajada y animadamente

sin sangre rareza o cotilleos.

 

¡Ya era hora, si se permite decirlo,

de matar, coño, al puto periodismo!

Anuncios