millas-planeta.jpgFinalmente, pues, el simpático Boris “solo” pudo ser finalista del Planeta. Hay que seguir “prestigiando” el premio como sea, tras tocar fondo hace dos años, con la espantada de Juan Marsé. De ahí que el año pasado se diera a alguien poco discutible, como Alvaro Pombo, y que este año haya ido a parar a Juan José Millás, (de quien admiro más las columnas periodísticas que los libros, sin que esté poniendo en cuestión éstos). Que no se preocupe Boris, sin embargo. Este año va a vender más el finalista que el ganador.

Dicho todo lo cual, procede dar la enhorabuena a los ganadores, que son los Agentes Literarios de Millás y de Izaguirre.

El día en que yo tenga una agente del calibre de la suya, por supuesto que también intentaré “ganar” el Planeta. Aunque como aquel inolvidable Nobel carezca de novela en el instante necesario. Je.

Y por aquello de que cada palo aguante su vela, no olvidemos poner en todo lo alto los nombres de quienes este años se prestaron a hacer de insorbornable, je, jurado del más dotado galardón de nuestras letras: “El jurado integrado por Alberto Blecua, Alfredo Bryce Echenique, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Soledad Puértolas, Rosa Regàs y Carlos Pujols, determinó que la novela de Millás era la ganadora sobre 468 obras más, la mayoría de ellas pertenecientes al género de la novela histórica”.

Mi pésame a los 458 concursantes más o menos que careciendo de agente literario se gastaron el dinero enviando sus seguro que trabajadísimos originales. ¿Otra vez será? ¡No! ¿Cuándo vais a escarmentar?

Anuncios