“El novelista nunca debe sentirse satisfecho con lo que hace. Lo que se hace nunca es tan bueno como podría ser. Siempre hay que soñar y apuntar más alto de lo que uno sabe que puede apuntar. No preocuparse por ser mejor que sus contemporáneos o sus predecesores . Tratar de ser mejor que uno mismo. Un artista es una criatura impulsada por demonios. No sabe porqué ellos lo escogen y suele estar demasiado ocupado para preguntárselo….”.
William Faulkner
Anuncios