Libro autoeditado como ebook. Lo compré en Amazon.es, donde su autora lo ofrece por el precio mínimo que permite esta librería internacional: 0,89 euros. Es la primera obra de Raquel Huerta Díaz.

¿Vale la pena? Pues sí. Es una obra para niños, con los ingredientes más clásicos: un joven protagonista que se transforma involuntariamente en rey de un lugar fantástico. O sea, como en “Crónicas de Narnia” o “Arthur y los minimoys”, por mentar dos ejemplos de actualidad. Y pese a las lógicas zozobras de su autora, visibles en una forma de narrar no siempre fluida, la trama se desarrolla con ritmo, en capítulos ágiles y logra lo más difícil: atrapar al lector, que busca afanoso el final que conjure todos los peligros.

Me gustó menos la sensación de que al libro le ha faltado reposo. Es decir, después de acabado, debió dormir un tiempo en algún cajón, para que después, su autora, con la mirada más fresca y distanciada, pudiese pulir y mejorar la prosa. Tampoco me satisface que el final quede abierto a una posible continuación; en eso un autor, y más si se estrena, no debe pensar.

Anécdota: cuando la novel y desconocida entonces autora de Harry Potter logró terminar el primer libro de la serie LO TERMINÓ; esto es, cerró la historia sin pensar en continuaciones que ni por asomo podía imaginar.

Conclusión: Un libro muy entretenido, a precio casi regalado, que no va a decepcionar a ningún chaval de 9, 10, 11 o 12 años. Y lo destaco porque de Literatura Infantil no hay aún demasiado para elegir, en ebooks autoeditados; con un mínimo de solvencia o calidad, quiero decir.

Anuncios