Etiquetas

,

En un blog llamado “Entre montones de libros”, alguien que se oculta bajo el nombre de “mientrasleo“, ha escrito un hermoso comentario sobre mi novela EL BESO DEL TIEMPO. Y digo hermoso no porque la ponga bien, que la pone, sino por la forma admirable en que escribe y en lo que uno, por deformación profesional, no puede dejar de fijarse. Leed:

“…Dicen que los amantes de las grandes sagas se reconocen, que levantan dedos de forma extraña, que diferencian  la raza de un Elfo por sus costumbres y que son capaces de situar una batalla en función de la longitud de la espada del vencedor. Dicen también que de vez en cuando se sonríen al pensar en la fuerza, que los armarios siempre los vieron como puertas a otros mundos y que, en los días de viento, les gusta volver a recrearse en esos mundos de fantasía que les hicieron soñar. No seré yo quien diga que eso es cierto en todos los casos, pero en el mío, sí. Por eso hoy traigo a mi estantería virtual, El beso del tiempo.

“Un hombre está a punto de morir, custodio de un secreto y sin nadie a quien legárselo, decide finalmente hacerlo con su nieta. Su legado la convierte en maga, la primera mujer, elegida y sujeta a un destino, a una lucha por protegerlo, porque si su secreto cae, las consecuencias serán para toda la tierra de Espera.

“He comenzado diciendo que me gusta la literatura fantástica y es así, llevo años embarcándome en sagas titánicas formadas por miles (sí, miles) de páginas en las que se desentraña una historia en un mundo desconocido. A medida que ha ido pasando el tiempo, mi disponibilidad se ha visto reducida y, estos temas que tanto me hacían disfrutar, se han visto relegados. En este caso, como si Braulio supiera de ello, me he encontrado disfrutando de una historia completa y compleja en un tomo único. No he necesitado viajar durante pasajes tan largos como los caminos que recorren sus protagonistas para asistir a luchas internas o batallas, hechizos y traiciones, construcciones y procesos de aprendizaje. 

“Se desarrolla la historia en una tierra lejana, un momento indeterminado en el que la magia es utilizada y temida, y en un mundo en el que las leyendas tienen la misma importancia que las leyes. Nos deja el autor decidir si nuestra fantasía se sitúa en una suerte de edad media o tal vez entre montañas y cañones escarpados. Con un lenguaje propio formado en párrafos largos y sonoros que nos dan la sensación de ser nosotros mismos los improvisados oyentes de una leyenda cantada por un juglar, nos adentra en un mundo que me recordó a Grecia en sus fondos y a uno de los planetas de Card en sus formas. Vivimos de mano de Lena, heredera de la magia, y Ordasio, una historia de aventuras que no descansa hasta llevarnos a un desenlace con el que cierra una historia en la que apreciamos cuestiones filosóficas sobre la vida y la capacidad de elección que no pueden faltar en las obras de este género.

“Un entretenido libro que disfrutarán los jóvenes, los aficionados a la literatura fantástica y aquellos que no se atrevieron con este género por miedo a esas sagas interminables que paralizan las listas de lectura…” .

…………………………………………

Muchísimas gracias a “mientasleo”. Podéis leer el post completo, más los comentarios, AQUí

Anuncios