TÍTULO: “La búsqueda”

AUTORA: Blanca Miosi

En la página de venta de este libro electrónico en Amazón, escribe su autora:

“Este libro fue publicado por Editorial Roca en el año 2008. En Julio de 2011 lo publiqué en Amazon Kindle. A partir de ese día no ha dejado de darme satisfacciones. Desde aquí agradezco a las miles de personas que lo han descargado y leído. No es un historia más acerca del Holocausto y las miserias sucedidas en los campos de concentración. Algunos de los lectores han coincidido al leerlo que “se sufre y se ríe a partes iguales”.Es una historia cuyo protagonista fue real, existió y ganó esa dura batalla, sobrevivió y se enfrentó al régimen de la Unión Soviética. Cruzó el muro de Berlín y llegó a América.Podría decir que su historia comienza al salir de los campos de concentración.Hoy en día el protagonista no está más con nosotros. Falleció de cáncer el 12 de diciembre de 2010. Me queda la satisfacción de que pudo leer su vida pocos años antes de su muerte. Fue un hombre que dejó una profunda huella en todos quienes tuvimos la dicha de conocerlo”.

Yo tenía el libro hacía tiempo en mi lector y en su momento no leí este comentario; quizá se añadiera más tarde. Lo digo, porque de haberlo leído, no habría tenido la sensación de cierta extrañeza que a ratos me invadió leyendo esta historia.

Pensaba que era una novela, sin más; o sea, ficción. Su lectura engancha de inmediato. Es difícil dejar de leerlo hasta que concluyen las más de 300 páginas que debe de tener. Y en la autora, en su prosa, se percibe oficio, solvencia, fiabilidad. Por ello mismo me extrañaba que lo que yo creía novela pura no elevase el vuelo imaginativo en algunos pasajes.

-Qué extraño -me decía, preso de mi habitual deformación profesional-. A Blanca casi seguro que le contaron esta historia o alguna muy similar, pero se niega a “matar” a ese narrador y apropiarse por completo de su novela.

Pues, en efecto, eso es lo que un escritor “de raza” suele hacer si alguien le cuenta una historia. La toma hasta cierto punto, hasta que la lógica narrativa le pide senderos que no sucedieron y que toma sin vacilar.
Este libro sin embargo, aunque ameno como una novela, tiene en todo momento el aroma de lo real, de lo vivido.

Terminado el libro, leí unas declaraciones de la autora: el libro nació con afán testimonial; es lo que le contó el protagonista, un polaco que sufrió como solo los polacos pudieron hacerlo en un siglo brutal, fratricida y sin compasión, el XX. Y Blanca Miosi en ningún momento se planteó “traicionar”, en sentido narrativo, ese testimonio. Todo lo contrario. Si finalmente lo publicó y lo presenta como una novela es porque un editor -una editora, creo recordar- le soltó:

-Los testimonios no venden, Blanca. Vende la novela. Así que publícalo como una novela.

Todo lo cual, a la postre, no son sino anécdotas del mundo editorial.

Lo que importa: el libro es ameno, se lee con facilidad y con interés. De paso, nos permite vivir desde dentro los horrores de un siglo que, por fortuna, se fue. Con un protagonista que asiste a todos los horrores, de los que no escapará por completo nunca, ni huyendo al otro lado del mar. Por los 1,26 euros que cuesta ahora mismo este libro en Amazon, ¿qué más se puede pedir? En papel los lectores están pagando más de 20 euros por historias de inferior calidad.

Suerte que tenemos los que ya nos hemos pasado al ebook.

Anuncios