portada Mentes VaciasLIBRO: “Mentes vacías”. Novela. 147 paginas, estimación.

AUTOR: Maribel Romero Soler

Precio: 1 euro, en Amazón.es. Solo disponible como ebook

DE QUÉ VA. He aquí un libro que engaña, y no tanto para perjuicio del lector, como del libro mismo. Su portada, bellísima, de enorme fuerza, remite a una historia de Ciencia Ficción químicamente pura. También su argumento, situado en una fecha cercana pero futura, hace pensar que estamos ante una novela de género. Y no es que no lo sea. Se desarrolla, ya digo, en el futuro y además su argumento descansa en una hipótesis científica: ¿Y si un día cercano podemos manipular el cerebro para que solo recuerde lo bueno y sea feliz, pase lo que pase? Esa hipótesis la aplica la autora a un tema candente: el tratamiento de la vejez y la incapacidad de las sociedades desarrolladas para convivir con las generaciones de más edad. Un día el Gobierno anuncia que creará un primer centro experimental, donde se internarán ancianos a los que se opera el cerebro para que vivan felices y sin añorar a unas familias en las que han dejado de tener sitio.

Pero siendo ese el punto de partida, la autora elabora acto seguido una novela de personajes y situaciones, de emociones; muy lejos del aliento profético que alberga toda buena novela de ciencia ficción. Por eso digo que la novela engaña, en dos sentidos. Uno: por su tema, se acercarán a ella los aficionados a la Ciencia Ficción, pero van a quedar decepcionados, porque se encontrarán con una novela que en realidad rehuye el género y pretende ser literatura a secas. Dos: ese mismo planteamiento echará para atrás lectores -y lectoras sobre todo-, de literatura a secas, o literatura de personajes y sentimientos -la que más suelen gustar-.

Y es una pena esto último. Porque en realidad, no, no estamos ante una novela de Ciencia Ficción, tal y como se suelen entender el género, tal y como sugiere su portada. De hecho, las mejores páginas de la novela, para mi, tienen que ver con personajes tan bien trabados como el de la abuela o madre de la protagonista; o con la forma en que la autora nos despierta interés por las interioridades de la familia protagonista. La parte científica o especulativa, en cambio, es obviada en cuanto se hace el planteamiento y aborda el tema que evidentemente interesa a la autora: la vejez y su detestable encaje en nuestra civilización.

Creo que si no fuera por este equívoco de portada y tema, “Mentes vacías” podría ser uno de los más claros “bestsellers” de Amazón, porque tiene todos los mimbres para gustar a la inmensa mayoría de sus lectoras y lectores.

LO QUE NO ME HA GUSTADO. Dicho lo cual, añado que no es, a mi juicio, una novela redonda. Su mayor fallo, como el de tantos autores “indis” (independientes) de Amazón, está en su final: apresurado. El cierre no está a la altura del resto de la novela y la banaliza, dejándola reducida a un “thriller”, cuando pudo haber escalado cumbres de enorme fuerza simbólica. Creo que si la autora hubiera reposado el texto un poco más y se hubiera atrevido a ahondar en la fascinante hipótesis de partida, extrayendo todo lo que contenía, le hubiese quedado, no una novela, sino un novelón de los que dejan huella.

CONCLUSIÓN: Anoten el título, no obstante. Maribel Romero Soler tiene oficio, no es precisamente una novata en la Literatura y domina la escritura. Lean “Mentes vacías”. No es novela de género, aunque lo parezca. Solo cuesta un euro en Amazón. Y es emocionante, engancha. Plantea, además, una tema importante, sobre el que conviene meditar. No creo, por todo ello, que se arrepienta nadie de haberla comprado y leído.

Anuncios