Aquí no hay quien viva

– Bueno, ahora en serio, ¿y qué hacemos con la despoblación?

– ¡Buf! La pregunta del millón.

– O sea, que no le ves remedio.

– Hombre, ya sabes lo que dicen; salvo la muerte, todo tiene remedio. Pero es, desde luego, un tema peliagudo. Vayamos por partes. Mira, hay algo que me alegra estos días y es ver que se están organizando todos los movimientos contra la despoblación de la España vacía o vaciada. Es muy bueno eso. Si en cada sitio hay un “Teruel Existe”, un “Soria Ya” o, por fijarnos en lo más cercano, un “Zamora 10”, un “Viriatos”, o un “Jovenes de Castilla y León en Madrid”, eso signifca que empezamos a levantar la voz, que es lo primero.

– También los políticos están empezando a mover el culo, ¿no? El Gobierno, con su Estrategia del Reto Demográfico, por ejemplo. Y ya no hay un partido que no hable del tema y lo lleve en su programa.

– Cierto, pero todo eso es consecuencia de que desde abajo se ha empezado a levantar la voz y exigir. Si nos callamos, no hacen nada. Lo del Gobierno, por lo demás, no sé si se traducirá en algo para Zamora. Ellos tienen que pensar en términos de país. Jamás harán nada que ponga en peligro sus votos de la España más poblada, por ejemplo. No sé. No confío en algo así.

– Ya, pero un cisco como el de la despoblación no se puede solucionar desde aquí, con nuestras solas y menguadas fuerzas. O se vuelcan todos, desde el Gobierno a la Junta, pasando por Diputación y Ayuntamientos, o lo llevamos mal.

– Lo llevamos fatal desde hace tiempo. Para empezar falta claridad en los objetivos, incluso entre las esforzadas y meritorias plataformas, asociaciones o colectivos antidespoblación. Muchas de ellas siguen, como hace décadas, exigiendo autovías o AVEs o alguna otra gran obra de infraestructura.

– ¿Y no es por ahí por donde debemos empezar?

– Esa batalla se dio hace tiempo y solo hay que mirar los resultados. ¿Frenó la despoblación de Zamora que hicieran la tan peleada autovía a Tordesillas? ¿La frenó la autovía a Salamanca? El AVE gallego que pasará por aquí, ¿crees que tendrá alguna influencia? No lo creo.

– Pues parece de cajón que sin comunicaciones viarias no hay desarrollo posible.

– Eso es si pensamos con mentalidad del siglo XX. Hablamos de desarrollo y nos imaginamos grandes fábricas con miles de empleos. Esperar algo semejante hoy es como confiar en que una carta a los Reyes Magos acabe con nuestros problemas. Las comunicaciones que importan son las de la información. Pero antes que eso incluso, lo primero es garantizar que aquí se viva con la misma calidad, por lo menos, que en cualquier otro lugar de España por desarrollado que esté.

– ¿Qué quieres decir?

– Cualquier política de repoblación tiene que empezar por la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. Solo si tenemos un Sanidad tan buena como en cualquier pare, una Educación sin tacha y unos Servicios Sociales del siglo XXI, merecerá la pena vivir aquí. A los que ya estamos, para que no nos queramos ir. Y a quienes se puedan plantear venir. Garantizado eso, que es la base irrenunciable, pidamos autopistas pero de la información: el mejor Internet hasta en la última aldea. Todo eso acabaría por fin con la sempiterna maldición del “aquí no hay quien viva”.

– Pues no parece tan difícil.

– Lo es. A los políticos les encanta que pidamos grandes infraestructuras. Porque por caras que sean, solo se pagan una vez. Pero los servicios sanitarios, educativos y demás son costes que permanecen cada año y que impiden disponer de dinero para los miles de chorradas que les gusta hacer para que veamos cuán generosos son. Pero esa es la pelea que hay que dar. No pidamos obras, no se lo pongamos fácil. Pidamos servicios que son de justicia social, pidamos tener los mismos derechos que cualquiera en cualquier otro territorio. Es es la gran batalla si queremos detener la despoblación.

– ¿Y con eso ya estaría?

– Solo la primera fase. Despues vendría, claro, lo de desarticular Madrid, retirarle la capitalidad y anularla como agujero negro que se está tragando la España de interior.

– ¿¡Qué!? ¿Es una broma o te ha sentado mal el vino?

– Para nada. Es un asunto serio y fundamental, que se está planteando abiertamente desde otros territorios. Pero por hoy, vale. Otro día, con más calma, hablamos, si quieres, del tremendo problema para la cohesión territorial que está resultando ser Madrid. ¿O acaso no ves que la España vaciada es justo toda la que cae bajo su nefasta influencia económica?

-¡Otra ronda, jefe, que necesito un trago! ¡Y éste, dos!

……………………

(Artículo publicado en La Opinión de Zamora, el 25 de julio de 2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s